noscript facebook
Date a conocer Mis Ideas Informes de tendencias Proveedores Productos

Cómo elegir colores para un restaurante y su oferta gastronómica

Idea inspiradora INTENSO

España

imagen cargando imagen de Cómo elegr los colores de un restaurante y su oferta gastronómica

  • imagen de Cómo elegr los colores de un restaurante y su oferta gastronómica
  • imagen de El color de la taza de café influye en el sabor percibido
  • imagen de Especias de colores
  • imagen de Verde y tonos suaves para restaurantes de imagen saludable
  • imagen de Los colores de la naturaleza como vase para la decoración de restaurantes
PROVEEDORES relacionados:

Para poder utilizar el buscador por categorías y palabras clave, valorar nuestras ideas y archivar en favoritos

Regístrate

Por Javier Lozano de Javier Lozano Marketing & events

 

¿Te imaginas un mundo en blanco y negro? La vida sería triste y aburrida. En cambio, lo que buscamos cuando decidimos entrar en un establecimiento de hostelería es divertirnos, sociabilizar, que pasen cosas que nos emocionen…

 

El marketing sensorial ha descubierto un mundo lleno de posibilidades para hacer que los clientes  estén mucho más a gusto, que sientan la necesidad de querer entrar, de no encontrar el momento de irse y de querer volver pasado un tiempo.

 

Aunque el color no lo es todo a la hora de poner en práctica la estrategia de “servicescape” desarrollada por la agencia de marketing sensorial Booms & Bitner y que se centra en enfatizar el impacto del ambiente físico de un establecimiento, es cierto que el lenguaje de los colores influye de manera determinante en los hábitos de compra y en la satisfacción generada en el consumidor.

 

Como ejemplo podemos citar el experimento realizado por expertos del Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y la Federación Universitaria de Australia que determina que el color de la taza influye en la percepción del sabor del café.

 

El experimento consistió en dar a probar café en diferentes tazas, concluyendo que los consumidores que tomaron el café en una taza blanca de cerámica apreciaban el sabor como más amargo que cuando lo bebían en un vaso de cristal transparente.

 

Y más curioso es el experimento que realizaron posteriormente, donde dieron a probar el mismo café a 200 personas en cuatro tazas de colores diferentes, marrón, rojo, azul y amarillo. Tras la degustación, el 75% de los participantes aseguró que el café en taza marrón era muy fuerte, el 80% consideraban que el café de la taza roja era más aromático y complejo, el azul sugería que el aroma era más suave aunque algo extraño  y finalmente, el café de la taza amarilla se calificó como un café de peor calidad. Curioso fue también el dato que aportó el estudio sobre la sensación de la temperatura del café que se sirvió. La mayoría de los consumidores opinaron que el café de la taza roja estaba “demasiado caliente” mientras que la temperatura del café de la taza azul estaba “casi templado”.

 

En cuanto a los colores a utilizar en la decoración o ambientación de un restaurante o bar, la decisión no es ni fácil ni uniforme para todos. Todo dependerá del tipo de clientes al que nos dirijamos, si hablamos de un local de comida rápida será recomendable hacer alusión al color rojo, enérgico y vital, como los jóvenes. Por esto no es casualidad que prácticamente en todos los establecimientos “fast food” impere este color, que desde 1.955 implementó en su logo con excelentes resultados la marca Mc Donald´s.  Además si al color rojo le añadimos otro tan intenso como el amarillo que es símbolo de optimismo y de llamada a la acción podemos hablar, independientemente de la calidad de sus alimentos, de una imagen de marca realmente potente.

 

Si hemos optado por dirigirnos a un público mucho mas tranquilo, sosegado, que busca intimidad, el marrón puede ser un color acertado,  esta tonalidad abunda en la naturaleza (tierra, árboles) y en los materiales (madera, cuero, lana), lo que lo aleja de lo artificial y se asocia con lo natural. Las estancias con muebles y alfombras marrones y revestimientos de madera en paredes y techo, parecen más estrechas, lo que invita al recogimiento. Además es un color que combina bien con otros más alegres por lo que es fácil crear un ambiente acogedor a la vez que alegre y motivador.

 

Si nos centramos en los colores de la comida tenemos que volver a hacer alusión al rojo ya que tiene la curiosa propiedad de abrir el apetito, de hacer que se active la grelina, hormona que despierta el apetito, por esto cualquier restaurante debería pensar en introducir este color en algún lugar de su carta, especialmente en la sección de carnes.

 

Y si el rojo tiene la facultad de llamar a la acción, de hacernos sentir hambre, hay un color que produce el efecto contrario, el de quitarnos el apetito y hasta de producirnos rechazo si lo encontramos en algún alimento, este es el color azul. Algunos expertos relacionan este rechazo con que nuestro cerebro reptiliano, el que nos avisa de los peligros cercanos, nos advierte de la posibilidad de que el alimento sea tóxico o se encuentre en mal estado. ¿Recuerdan el experimento de la Universidad de Oxford que citaba anteriormente en el que los consumidores que habían tomado el café en una taza azul consideraban su sabor como extraño?

 

Para finalizar, sugiero que utilicéis los colores preferidos de la mente humana cuando se trata de sentarse a la mesa y que son los colores más usados en la gastronomía: el verde, el  marrón-café, los rojos-anaranjados, los blancos, e incluso los negros, que hasta hace poco no eran bien vistos en gastronomía pero que últimamente el cliente los relaciona en hostelería con el lujo, la exclusividad y los productos gourmet.

Es INTENSO porque:

El color tiene una alta importancia en la hostelería. Conocer unas nociones básicas de la percepción de los consumidores y elegir los que se adecúan a tu oferta es clave.
X Usando este sitio web acepta el uso de cookies de acuerdo a nuestra Política de Privacidad